Xtratime Community banner

1 - 5 of 5 Posts

·
Registered
Joined
·
1,019 Posts
Discussion Starter · #1 ·
Fecha de nacimiento: 15/4/1981 Lugar de nacimiento: Buenos Aires Altura: 1,67 cm Peso: 64 kg Debút: 28/05/2000 Posición: Volante Equipo: River Plate País: Argentina

Seguramente, dentro de unos años Andrés D'Alessandro recordará que su carrera futbolística comenzó al revés. Porque se hizo conocido en el mundo del fútbol grande por sus llamados a la Selección argentina mayor (fue a la gira por España en noviembre de 1999). Porque su nombre siguió apareciendo en los diarios cuando firmó contrato a las apuradas y por el interés de varios clubes europeos por contratarlo a pesar de que no había debutado en forma oficial en la Primera de River. Guardará también el recuerdo del partido que a los 18 años jugó en el estadio Fulham en Inglaterra con el Sub 23 y en el que la televisión inglesa le hizo un seguimiento especial gracias al cual todos quedaron admirados por la magia del diez. El repaso, por supuesto, será entre sonrisas porque para Andrés el fútbol es sólo alegría.

Su carrera comenzó al revés. Aún no debutó en la Primera de River, pero fue convocado a la Selección Mayor y lo quisieron llevar al fútbol europeo. A los 18 años se afirmaba con un gran futuro por delante.

Los primeros flashes le llegaron por su llamado a la Selección de Marcelo Bielsa cuando aún era un desconocido: "Con Bielsa hablé poco pero todo el cuerpo técnico de la Selección me dijo que tomara la experiencia con tranquilidad", señala mientras sigue pensando en el Sub 20, que es la Selección a la que "pertenece" por edad. Y luego afirma: "Lo del Sub 23 también fue sorpresa. Después de un entrenamiento con el Sub 20 me llamó José Pekerman y me dijo que viajaba a Mendoza para enfrentar a Chile por el Sub 23 porque se habían lesionado Pablo Aimar y Román Riquelme. En ese partido entré un rato pero igual estaba contento. Después viajé a Córdoba y jugué contra Dinamarca. Ahí sí que me equivoqué feo y metí un gol. La verdad es que fue un golazo. Esa es otra de las cosas que nunca me voy a olvidar", comenta con una sonrisa enorme. Cuenta que su experiencia con la Se lección mayor será imborrable:

"En la concentración todo era nuevo. Fuimos algunos juveniles (con él estuvieron Cristian Grabinski, Fabricio Coloccini y Julio Arca) y fue espectacular. Lo más valioso fue que todos me trataron de igual a igual y eso es muy bueno. Porque hay que tener en cuenta que yo no había salido nunca del país y de repente estaba en España, lejos de mi casa y con esos monstruos", dice acentuando con los ademanes cada una de sus afirmaciones. Es que con la gira de la Selección a España (para los partidos ante Español de Barcelona y el seleccionado local de Raúl y de Guardiola) vivió algo así como el sueño del pibe. Esa experiencia cambió su panorama en River. A poco más de un mes de la travesía por Europa, la vida de D'Alessandro dio un vuelco. Y lo que parecía lejano sucedió de golpe. El 17 de enero arregló su primer contrato a las corridas. Porque los dirigentes de River se enteraron de que un representante quería llevarse al pibe utilizando la patria potestad y reaccionaron a tiempo. Así, Andrés firmó por tres años y también viajó a la pretemporada con el plantel mayor: "Fue una de las alegrías que me dio el fútbol hasta ahora. Tenía esa ilusión y por suerte se me dio. Y ni que hablar cuando jugué por la Copa de Oro ante Independiente", afirma. También tiene tiempo para hablar de Carlos, su padre, que ahora es taxista pero de chico supo jugar en la reserva de Almagro y por eso lo ubica en el mundo del fútbol: "Me habla para que esté tranquilo, sin desesperarme. Yo lo escucho porque el tiene más experiencia", dice. A esa experiencia se aferra para mantener los pies sobre la tierra cuando las ofertas llueven: "tengo que esperar. Yo sé que en mi puesto están Pablito Aimar y Damián Alvarez. Pero de a poco se me va a ir dando. Quiero quedarme en River. Cuando llegó (Américo) Gallego dudé un poco, pero ahora confío en tener una chance. De todas las ofertas y los rumores que corren no sé nada. Yo tengo claro que debo estar al margen porque recién tengo 18 años y todavía me falta mucho", comentaba con madurez acelerada. A pesar de que los sueños cambiaron de lugar y que primero se convierten en realidad los que se vislumbran remotos, Andrés sigue ilusionándose: "tengo un sueño compartido. Quiero debutar en Primera en el campeonato porque hace 9 años que estoy en el club y es como mi segunda casa. Yo acá conozco todos los rincones del Monumental y por eso me estoy matando en los entrenamientos y en los partidos de reserva. Pero no me olvido de que en el Mundial Sub 20 del año que viene la tengo que romper. Lo que está claro es que, pese a las ofertas, prefiero quedarme en River".

El llamado de Bielsa:

Cuando Marcelo Bielsa llamó a D'Alessandro sorprendió a todos. El mismo jugador recuerda: "estaba durmiendo en mi casa y me llamó Urtasún (el preparador físico de los juveniles) diciendo que me tenía que presentar en Ezeiza y que viajaba a España con la Selección mayor. Pensé que era una joda, porque primero atendió mi vieja y le dije: Te deben estar cargando. Pero era verdad. Te juro que cuando hablaba con el Profe temblaba de la emoción. Y después fue un lío bárbaro porque me llamaron a las 10 de la mañana y a las 14 tenía que estar en Ezeiza. Tuve que ir a pedir un permiso de viaje porque soy menor de 21" (cumplirá 19 años en abril). Cada entrenamiento era un desafío para D'Alessandro: "Lo que corrí en esos partidos fue increíble. Yo traté de jugar como lo hago siempre y por eso también me llevé un par de patadas de souvenirs en mis piernas", cuenta entre risas. Y se guarda el nombre del jugador, experimentado él, que en uno de esos picados le dijo entre bromas, pero con cara seria: "Nene, dejá de mostrarme la pelota porque te voy a matar".

Fue difícil para D'Alessandro poder mostrarse en la primera ya que no tubo lugar para el equipo de Gallego a pesar de su gran habilidad y termino jugando al final del ciclo para apagar el incendio pero fue medio tarde para entonces.

28 de mayo de 2000, es el dia que Andrés D'Alessandro juega sus primeros minutos en la primera. No fue el debut ideal para él, ya que el ambiente no era el apropiado para debutar, River venia de perder con Boca y quedar afuera de la libertadores y encima Unión le ganaba a River en su propia cancha porque a Jayo se le ocurrió hacer el gol de su vida ( ese desde casi a mitad de cancha, recodas? ), El partido estaba por terminar y el planteo era el de la desesperación. El Tolo manda a la cancha todo lo que tiene y hace debutar de apuro y en un clima que no es el ideal, al pibe DAlessandro, uno de los diamantes en bruto que tiene en el equipo. Gallego decide que no va a tropezar dos veces con la misma piedra pero ya era tarde. El final golpea, duele, no se cree. "Ramón va a volver", gritan desde la popular. Los plateístas responden con tímidos silbidos. "No se escucha, platea hija de puta", resume la popu. River, el puntero, se quebró. Lo quebró Boca. "Sos cagón, Tolo, sos cagón", lo despidió la hinchada. Y ahora todos se lo quieren comer.

Ese fue el debut del pibe, desde entonces fue tapado y no tubo otras oportunidades para lucirse en primera, sea porque habían otros que estaban por encima de él (Aimar, Alvarez) o porque el técnico no lo ponía y cada tanto jugaba en reserva.

En febrero del 2001 estubo a punto de irse de River, hizo una prueba de 10 dias en el West Ham de Inglaterra y si lo aprobaban a cambio el club pagaría 5 millones de pesos. Ellos sabían del potencial que tiene D'Alessandro. El director deportivo del club inglés, Harry Redknapp, dijo: "tengo miedo de dejar escapar al nuevo Maradona". Y ahi nomas estubo de irse (los dirigentes con tal de que le den guita venden lo que sea) si no fuese por Gallego que puso un NO rotundo cuando le consultaron sobre la venta del jugador, explicando que lo necesitaba como parte del plantel. La venta no se realizo y D'Alessandro se quedaba en River, aunque siguió sin jugar.

27 de mayo de 2001, 17º fecha, River se enfrentaba a Almagro de Local. Llegó su dia, su primer partido de titular. El pibe la esconde bajo la suela con la naturalidad del potrero. Amaga para allá y sale para acá. Y provoca en los hinchas de River lo que sólo los cracks pueden: "Ooooooleeee". Andrés Nicolás D' Alessandro juega el fútbol que le gusta a la gente. Ese de la gambeta, el caño y la pisada. Por ahora le alcanza para seducir al público. Aunque todavía le falta para hacerlo con Gallego parece, quien recién en esta semana que pasó le dio más oportunidades que en los 16 meses que lleva en el cargo. Va por buen camino. "Tiene personalidad y hoy con él encontramos más fútbol", dijo el Tolo. A los 20 años, el cabezón jugó por primera vez de titular en Primera. Lo hizo en una posición a la que recién se está acostumbrando por expreso pedido del Tolo: de carrilero por izquierda. Hasta el domingo pasado, en Reserva, a las órdenes de Roque Alfaro y José Pintado. Desde ayer, bajo la exclusiva mirada de Gallego. Se nota, sí, que D'Alessandro no siente la marca, la necesidad de retroceder para ayudar a la defensa, función que el técnico destaca constantemente de Zapata, el titular en el puesto, desde hace siete días desgarrado. Y se menea, menea... A los 4 minutos nomás, la pisó por izquierda ante Rivero y arrancó la primera ovación. El de Almagro no se la bancó y minutos después lo cepilló y se ganó la amarilla. Clarísimo toda la tarde con la pelota al pie, siguió padeciendo a la hora de retroceder. Por eso quedó más marcado que nunca su talento cuando pasó a jugar de enganche, su posición natural, ya sin Ortega en la cancha. Ahí sí logró lucirse.

Claro esta que Andrés pudo jugar porque a Gallego no le quedaba otra que ponerlo por la lesión de Zapata y Coudet. Pero fue suficiente para Andrés que demostró que tiene y puede estar en la primera de River y con un partido fue suficiente para convencer al hincha.

D'Alessandro volvería al banco y por más que entre faltando poco minutos para que finalice el partido, no fue suficiente para salvarle el incendio a Gallego. River habia perdido con Huracán faltando una fecha para que finalice el campeonato y San Lorenzo ganó su encuentro sacando 3 puntos de diferencia vitales. Gallego renuncia y termino su era como técnico.

En la última fecha, jugó de titular, al mando de Patricio Hernandez como DT. Ese partido Andrés la rompió y fue la figura de la cancha pese a que River perdió con Lanús 2 a 1 de local.

Termino la era Gallego y quizás Andrés tenga más chances desde entonces para jugar...

El Pibe 10

D'Alessandro es el enganche que eligió Ramón. Figura en el Sub-20 en esa posición será el conductor del equipo.

Despues de una practica de preparación antes de comenzar el torneo Apertura 2001, mientras un chaparrón bañaba el playón de estacionamiento del Hindú Club, Andrés D'Alessandro se subía apurado a su Volkswagen Gol blanco. "No, muchachos, hoy prefiero no hablar. Nos vemos mañana en el Monumental", decía el Cabezón, de muy buen humor, antes de cerrar la puerta del auto. Prendió el motor, bajó un poco la ventanilla y se volvió a excusar: "En serio, mañana charlamos. ¿Si jugué para los titulares? Chau...", contestó con una sonrisa de oreja a oreja. La respuesta era obvia. Ayer, el pibe que la descosió en el Mundial juvenil integró el probable equipo que jugará un amistoso y que al parecer será el mismo que el debutará en la Copa Mercosur. Andrés se paró de enganche, justamente el puesto que no tuvo dueño en la práctica de fútbol del lunes en Don Torcuato. Y la única posición que hasta el momento no tenía un nombre propio. Fue un ensayo, nada más. Como lo será el partido de esta tarde. Sin embargo, es una clara señal que deja traslucir en qué puesto quiere el riojano a D'Alessandro. "A Andrés hay que encontrarle la posición, como lo hicimos en su momento con Aimar", comentó antes de la pretemporada Omar Labruna, el ayudante de campo de Ramón. Por entonces, apenas unos días después de terminado el Clausura, el pibe había encontrado un lugar en el equipo de Gallego como volante izquierdo. En ese sector le gustaba al Tolo. Y por lo que pasó en la primera práctica que el Pelado tuvo a su disposición a D'Alessandro, en ese sector no le gusta a Ramón. Es más, el riojano fue el que lo hizo debutar al pibe en el 2000 en un partido veraniego ante Independiente. Y esa noche, en Mar del Plata, el Cabezón fue el enganche de River. "Por el momento no hay necesidad de que Andrés haga un trabajo especial. Estuvo en competencia hasta hace muy poco y físicamente está a la par del resto", explicó el preparador físico Oscar Dean. Por eso, Ramón no dudó en ponerlo entre los titulares. No existen inconvenientes, tampoco, para que esta tarde participe del amistoso contra Racing. Ahora estará en el pibe repetir todo lo que hizo en el conjunto de José Pekerman para terminar de seducir a un Ramón que, aunque parezca contradictorio, todavía lo mira con desconfianza. Mi equipo. La práctica fue a puertas cerradas y muy informal. Tal es así que no se contabilizaron los goles y el técnico casi ni paró el picado para dar indicaciones. Queda muy claro de que Ramón quiere a D'Alessandro de enganche en este River, es el nuevo River, el de DAlessandro, el nuevo 10 de River...

LA SELECCION

Entró por la ventana y salió por la puerta grande. Andrés D'Alessandro llego a ultimo momento por la lesión de Prieto y pese a estar en el banco y jugar tres partidos de titular, termino siendo figura fundamental para el equipo argentino y segundo mejor jugador del mundial despues de Saviola.

Por llegar a ultimo momento Andrés D'Alessandro fue suplente de entrada, pero cuando tuvo que remplazar a Leandro Romagnoli pudo aportarle un poco más de movilidad al equipo, en la mitad de cancha, hasta que convenció a José Pekerman de ponerlo de titular. Asi lo fue en la semifinal y en la final y mostró parte de su calidad y se erigió en una de las figuras del equipo.

D'Alessandro se refiere que sentía en cuanto Pekerman destina a los 11 titulares para comenzar cada partido, y el volante confesó: "Lo más importante es estar entre los 18 del plantel, porque formar parte de un mundial, representando a tu país, es lo más lindo que te puede pasar". En tanto, habló de sus actitudes a la hora de saltar al campo de juego, cuando Pekerman le da la oportunidad. "Cada vez que me toca entrar, trato de dar lo mejor para el equipo. Por suerte, las cosas me salen bien y en el partido contra Francia por ejemplo, mi rendimiento ayudó para una difícil victoria."

Jugo los 7 partidos del Mundial Sub-20, solo 3 de titular, convirtió 2 goles y tubo un puntaje promedio de 8,80 (P.Olé).

Andrés opina de su experiencia en el mundial: "crecí como persona, aprendí un montón de cosas; creo que siempre se aprende, todos los días desde que uno se levanta se aprende algo. Todos los pasos que di son importantes, desde que estaba en el baby fútbol, y a medida que fueron pasando los años en los juveniles y las divisiones inferiores".

Vista desde el exitoso final del camino, esa citación de último momento parecía no tener ya ninguna importancia para D'Alessandro. "Por ahi llegué último y no fue la mejor manera, pero lo bueno fue que me incorporé a un grupo que tenía una meta, que era el campeonato; con sacrificio y con humildad se consiguió el objetivo".

Un rato antes del final de la final, Pekerman lo había reemplazado por Herrera. En la zona mixta D'Alessandro aún recordaba la cosquillita que le provocó la ovación que bajó de las tribunas y plateas, por eso agradeció al público señalado que "el reconocimiento de la gente es muy importante para un jugador".

Entró por la ventana, pero no se asustó ni se molestó. Se aferró a lo que sabe y disfruta: jugar al fútbol. Por eso salió de Vélez por la puerta grande.

Comenta la Madre:

"Andrés es un hijo bárbaro, adorable, nunca nos trajo disgustos. En la escuela andaba muy bien, pero su locura desde bien chiquito era la pelota". Mamá Estela Saturni (51) derrocha amor por el hijo famoso. Ella lo acercó al fútbol. "Como siempre lo veía pateando todo el tiempo, lo llevé a la sede de Racing en Villa del Parque. Ahí empezó a jugar en equipo. Desde ese momento lo acompañé cada vez que jugó en los clubes de barrio. Hasta que llegó a River", cuenta Estela en su hogar. La coronación en el Mundial Sub 20 fue el broche perfecto. "Desde que lo convocaron al Juvenil, no paramos de recibir sorpresas", relata la madre. "La primera emoción fue el debut contra Finlandia. Era el Día del Padre y mostró una remera con nuestra imagen y la leyenda ''Los quiero''. La mandó a hacer sin que supiéramos". Las alegrías continúan: "Terminó siendo titular, dio la vuelta olímpica y ganó el balón de Plata como el segundo jugador del campeonato. No lo podemos creer"

Comenta el Padre:

"No me metí mucho en los inicios de Andrés porque tenía que laburar y no lo podía llevar a jugar por falta de tiempo. Pero cuando por fin me dí el gusto de verlo en una cancha, me dí cuenta de que podía tener un buen futuro en el fútbol". Papá Eduardo Ricardo D''Alessandro (52) recuerda al nene que recién comenzaba a jugar con la redonda. Y relata: "No recuerdo una patada especial, pero siempre le pegaron mucho, porque además es muy chiquitito de cuerpo". Eduardo tiene antecedentes con la pelota: "Jugué al baby con Mostaza Merlo. Pero como era un poco vago, no llegué. En cambio, él fue perseverante y le fue bien". ¿Cómo jugaba? "Era número tres, pero no tenía nada que ver con Andrés. Yo tenía características muy distintas". Celebró con todo la emoción de ver a su hijo campeón: "Disfrutamos cada momento, lo vimos con la Copa en sus manos y encima después, cuando volvimos de Ezeiza, los vecinos y los amigos lo esperaron en casa para felicitarlo".

Nota publicada por el diario Clarin
 

·
Registered
Joined
·
1,019 Posts
Discussion Starter · #2 ·
1978. - El 24 de junio nace en San Fernando (Provincia de Bs. As.).

1985. - Jorge Rodríguez, por aquel tiempo entrenador de las divisiones infantiles de Defensores de Bella Vista, se entera que "en el equipo de baby fútbol del barrio San Jorge (Don Torcuato) hay un pibe que la descose. "Después de Maradona es lo mejor que vi", luego supo decir Jorge Rodríguez (entrenador infantil).

1995.- Comienza a representarlo Marcos Franchi..

1996. - En el verano gana, con la selección argentina sub-18 dirigida por N. Pekerman, la copa Punta del Este. En este torneo debutó en la selección juvenil jugando de "5" (volante central), puesto en el que jugó durante las inferiores. Luego de este torneo pasó a jugar de "enganche" (volante de creación/volante enlace)..

Tanto River como Boca se muestran interesados en adquirir a Riquelme (que jugaba en las inferiores de Argentinos Juniors, toda una VERDADERA GARANTIA en fútbol juvenil). Román le dice a Franchi (su representante) que "Con tal de ir a Boca me conformo con cobrar la mitad, hacé todo lo posible por arreglar con Boca. Y si no, de última, vamos a River". Finalmente, Boca Juniors lo compra a Argentinos Juniors por una suma de 800.000 dólares..

Luego de "romperla" en los entrenamientos y en la reserva, Carlos Bilardo, por aquel entonces técnico de Boca, lo hace debutar en la primera el 10 de noviembre (Boca 2, Unión 0). En ese primer partido fue ovacionado por todo el estadio. El 24 de noviembre convierte su primer gol en la primera (Boca Jrs. 6 - Huracán 0). Marcó el 6º gol a los 36 minutos del segundo tiempo..

1997. - Se consagra campeón, primero Sudamericano y luego Mundial, en la categoría Sub-20.

El 16 de noviembre debuta en la selección mayor (Argentina 1, Colombia 1) en la cancha de Boca, más conocida como la "bombonera". El debut en dicha cancha es un hecho bastante curioso, ya que la Selección no jugaba allí hacía muchos años y porque en ese mismo estadio había debutado, también en la selección, nada más y nada menos que Diego Maradona..

El club italiano Parma ofrece 14.000.000 de dólares por su pase, pero el jugador decide quedarse para triunfar en Boca. 1998. - No tenido en cuenta por Héctor Veira (D.T. de Boca en ese momento), Riquelme gana con la selección argentina juvenil el "Torneo Esperanzas de Toulón 1998" (sub-21), competencia en la cual es nombrado el mejor jugador. .

El 1ro de Agosto nace su primer hija, Florencia..

Con la llegada de Carlos Bianchi como D.T. al club de la ribera, Riquelme tuvo la chance de ser el conductor titular del equipo; el resultado: Campeón Torneo AFA Apertura '98..

1999. - Se consagra bicampeón del fútbol argentino al ganar el Torneo AFA Clausura '99. .

Es convocado por Bielsa (D.T. de la selección argentina) para jugar la Copa América Paraguay '99. Argentina fue un equipo totalmente desorganizado, sin embargo "Romy" fue uno de los pocos que jugó aceptablemente ese torneo. Pese a esto, Román no volvió a ser convocado a la selección. 9/11 Es nombrado el mejor en su puesto y “Balón de Oro” del fútbol argentino..
 

·
Premium Member
Joined
·
22,583 Posts
I'll have to do it tomorrow, as I don't have a printer here.

(P.S. when should I expect my paycheck?)
 

·
Registered
Joined
·
1,019 Posts
Discussion Starter · #4 ·
When I have your address Humbird :D
 
1 - 5 of 5 Posts
Top